Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Vida

10 hábitos de las personas felices

Ser feliz no es simplemente una meta, sino el camino. Y las personas felices lo saben.

Mientras que para Aristóteles la felicidad dependía “de uno mismo“, John Stuart Mill consideraba la misma como “la búsqueda del placer y la huida del dolor“. Durante siglos, la humanidad ha tratado de comprender qué es la felicidad y cómo el ser humano vive una vida entera persiguiéndola.

Hay quienes aseguran que la felicidad es un instante, y quienes dicen que se construye cada día. Para algunos, la felicidad se elige, mientras que para otros tantos ser feliz depende de las circunstancias, el entorno o “la buena suerte”.

Ser feliz depende de ti

Como sea, nadie podrá hacer el trabajo por ti. Ser feliz dependerá exclusivamente de ti. Por ello, quienes ya aprendieron esto, saben que la felicidad es un camino y no una meta.

Si quieres saber cuáles son los hábitos de las personas felices, presta atención a esta lista y analiza con cuántos de todos estos puntos te identificas.

1 No critican

Las personas felices no necesitan criticar. En cambio, si tienen algo positivo que aportar lo harán desde el lado más amable. Además, saben apreciar las pequeñas cosas de la vida y están convencidas que la crítica no aporta nada positivo ni construye.

2 No miran lo que tienen los demás

Cuando alguien es feliz, sabe serlo con lo que tiene. Una persona feliz solo mirará lo que tienen los demás como aliciente para superarse a sí mismo. No se trata de ver lo que uno “no tiene” y el otro sí, sino de enriquecerse con las experiencias de los demás, sin envidias ni recelos.

3 No se quejan

La queja constante es algo propio de las personas infelices. Vivir renegando del trabajo, de las personas o de lo que “nos tocó en la vida” solo lleva a más decepción. La persona que se queda en la queja sin trabajar en lo que lo atormenta, suele tener una vida desdichada.

4 Agradecen por todo

No es que las personas felices sean agradecidas, es que ser agradecidos nos hace más felices. Reflexiona un momento en ello, y ponlo en práctica. Las personas felices eligen serlo con cada pequeña cosa que Dios puso en su camino. Agradecen cada mañana, cada rayo de sol sobre su rostro y cada oportunidad diaria de dar un paso más hacia sus sueños.

5 Aceptan aprender de los errores

Para saber enriquecernos con nuestros propios errores y aprender de ellos habremos tenido que transitar un ríspido camino de introspección personal. Las personas felices saben que, al cometer un error, la pregunta que debemos hacernos no es “¿por qué me pasa esto?”, sino “¿para qué me sucedió esto?“, “¿qué puedo aprender de ello?”.

6 No se culpan ni se victimizan

Concatenado al punto anterior, las personas felices saben que de nada sirve culparse ni victimizarse por los errores y desgracias de la vida. Victimizarnos es una forma de relamer nuestras heridas y “hacernos un ovillo” en nuestro propio dolor. Las personas felices levantan la cabeza y enfrentan los problemas, saben que pueden y con ello dan un paso al frente.

7 Perdonan y piden perdón

Perdonar no es cosa de débiles. Las personas felices saben liberar la carga del rencor sobre sus hombros y perdonar. Asimismo, no les pesa pedir disculpas si tienen que hacerlo y sienten un verdadero arrepentimiento. Quien es feliz con su vida no juzga ni señala con el dedo. Pues, como dice la frase: “cuando un dedo señala al otro, tres te están señalando a ti”.

8 Se sienten bien ayudando

Las personas felices no son avaras ni egoístas; disfrutan con la felicidad del otro y ayudan a quienes se cruzan en su camino. Así sea ayudar a cruzar la calle a una anciana, o a ir corriendo tras el globo que se le ha volado a una niña. Cada uno da lo que tiene en su corazón, y las personas felices saben de ello.

9 Se consienten y se quieren a sí mismas

Una persona que es feliz sabe amarse a sí misma. Se consiente cuando lo cree necesario, sin culpas, y  dedica tiempo a embellecer su cuerpo y su alma. Las personas felices se hacen un tiempo para leer su libro preferido, cantar en un relajante baño de espuma y tomar su clase favorita cada semana.

10 Se alegran por los logros de los demás

Quien es feliz sabe que la felicidad de uno mismo está en la felicidad del prójimo. Alguien feliz con su vida se alegra con los logros de los demás de forma genuina, sin falsedades ni recelos. Además, animan a los demás a seguir persiguiendo sus sueños y están siempre dispuestos a ofrecer su ayuda.

El deseo de ser felices está por encima de todos los deseos de la humanidad. Con todos nuestros actos u omisiones en la vida los seres humanos buscamos ser cada día un poquito más felices.

La felicidad es la riqueza más noble que podemos tener como personas, y más aún cuando aprendemos a compartirla con quienes nos rodean. Tomar las riendas de nuestra propia vida no siempre es fácil, pero debemos hacerlo en nombre de nuestra propia felicidad.

Y tú, ¿qué hábitos diarios pones en práctica para ser más feliz cada día?

Fuente: Familias.com

También te puede interesar

Educación

En el siguiente artículo te decimos algunas estrategias efectivas puedes implementar para fomentar la autonomía en los niños.ContentsSer feliz no es simplemente una meta,...

Política

En los últimos meses han circulado en internet y redes sociales incontables propuestas e iniciativas de oración por el proceso electoral en nuestro país.ContentsSer...

Uncategorized

Desde el año 2023 disminuye la fecundidad en México, aquí te contamos por qué.ContentsSer feliz no es simplemente una meta, sino el camino. Y...

Familia

En la compleja tarea de criar hijos, se idealiza un entorno familiar marcado por la presencia de ambos padres. Sin embargo, diversas circunstancias pueden...